Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Estilo Koto Ryu Koppojutsu
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Estilo creado en el Siglo XVI, llevado a Japón desde China por Chan Busho.
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Fue organizado por Sakagami Taro Kunishige.
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Utiliza distancias cortas, métodos directos y rápidos para impactar las articulaciones.

Leer más...  
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Gikan Ryu Koppojutsu
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Estilo creado en el Siglo XVI por el Daimyo Uryu Gikanbo.
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Posee una Forma Particular de Patear y Comúnmente se Proyecta Barriendo las 2 Piernas.
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Utiliza distancias cortas, métodos directos y rápidos para impactar las articulaciones.

Leer más...  

Clases de Ninjutsu en Santiago Centro     EL COMBATE: MOVIMIENTO Y DISTANCIA     Clases de Ninjutsu en Santiago Centro

Todo el reino animal, sobre el planeta, está dotado de movimiento, lo que significa que esas especies tienen la capacidad de poder trasladarse en el espacio de un lugar a otro (d= distancia) , en un tiempo determinado (t=tiempo).

Estos dos factores producen una fórmula mediante la cual es posible conocer la velocidad desarrollada durante el recorrido al dividir la distancia recorrida por el tiempo empleado en recorrerla (v= d/t).

El combate, como cualquier otra manifestación física, involucra movimiento y, por supuesto, la velocidad resulta fundamental al momento de estar dos seres enfrentados, ya que este factor, decididamente inclina la balanza en beneficio de quien es más rápido.

Dentro de los animales, quien caza debe ser más rápido que la presa para lograr su objetivo. En una carrera entre humanos, gana el más veloz. Pero, cuando dos humanos luchan, entran en juego otros factores que resultan gravitantes para el resultado, como las condiciones físicas representada por:

La velocidad que puede desarrollar en sus movimientos y que también gravita en la potencia de sus golpes y de sus embestidas P (potencia) = M (masa) x V (velocidad);

La resistencia para mantener un ritmo de combate si éste se prolonga en el tiempo;

La capacidad de soportar castigo (cuando no se tiene la habilidad de impedirlo);

La inteligencia necesaria para distribuir los recursos propios de modo que puedan superar a los del adversario.

Todo esto ofrece un espectro más bien amplio que es necesario atender, más allá de los simples conocimientos técnicos que se deben emplear en la lucha, como: golpes, desequilibrios, agarres, derribos, palancas, y sus correspondientes combinaciones.

LA POSTURA BÍPEDA Y EL COMBATE

El ser humano se moviliza utilizando una postura bípeda, lo que significa que todos sus movimientos obedecen a esta capacidad y toda su acción motriz está relacionada con ella.

De igual manera, aquellos seres que se trasladan sobre sus cuatro extremidades fundamentan su acción motriz de acuerdo a ello.

Por esta razón si un bípedo pretende moverse (combatir) como lo hace un cuadrúpedo, sin ninguna duda que no podrá hacerlo adecuadamente porque su fisiología es completamente distinta. Y como la lucha desarmada, el combate cuerpo a cuerpo, no es otra cosa que movimiento, no es factible, bajo ningún punto de vista, que una persona trate de luchar como lo hace algún animal determinado.

En primer lugar porque su fisonomía es completamente diferente, y no sólo porque posee un andar bípedo, sino porque además, no posee ni garras ni colmillos, que hacen esencialmente a que el animal luche de la forma en que lo hace.

El hombre debe explorar sus propias y singulares características, y de ahí establecer cual es la mejor forma, y la más eficaz, de enfrentar un combate desarmado. Y, si decide hacerlo utilizando cualquier tipo de arma, contundente, cortante o punzante, no debe tener ninguna duda de que la base estará siempre centralizada en sus movimientos, y el arma sólo será una extensión de su propio cuerpo.

Recuerde, que alguien en algún momento dijo: "El hombre hace el arma".

EL COMBATE: MOVIMIENTO Y DISTANCIA

La Lucha

Requiere un acercamiento al adversario, lo suficiente como para entrar en contacto con él y desde la distancia adecuada poder golpearlo, derribarlo o reducirlo físicamente. Si no se logra ese acercamiento, queda claro que no existe ninguna posibilidad de contacto, y si no hay contacto todo lo técnico es inútil.

Esta singular característica permite centralizar, de un modo definitivo, todo el conjunto combativo en un sólo punto: El Movimiento.

El Movimiento Antecede a la Técnica

En el lenguaje marcial se maneja el concepto de técnica referido a todos los elementos que se imparten, ya sea como técnica de desplazamiento, agarre, desequilibrio, golpe, bloqueo, etc.

Para aclarar términos, el concepto de técnica se debe aplicar con propiedad sólo a la mecánica, a la forma correcta de realizar un desplazamiento, golpe, bloqueo, etc., ya que al momento de hablar de combate, lo que sirve no es el simple manejo técnico sino la aplicación de dicha técnica sobre el objetivo y el resultado de la misma.

Por esta causa es indispensable definir de una manera clara el significado de los conceptos que se manejan, para evitar confusiones que puedan conducir a equívocos.

En el plano de la aplicación, queda claramente en evidencia que en un modo absoluto el movimiento antecede a la técnica. Es decir, que debe existir, necesariamente, un acercamiento para que la técnica pueda llegar al objetivo. Si así no fuera, la técnica de agarre, de golpe, o de cualquiera otra índole, sólo tocaría el vacío y sería nada más que un inútil gasto de energía.

Con esta certeza es posible aseverar, más allá de toda duda razonable, que si se atiende al Movimiento, como el eje central del desarrollo del combate, se está en el umbral de una nueva perspectiva que conduciría a establecer nuevos valores al momento de establecer parámetros respecto a la eficiencia combativa.

El verdadero problema que tienen las artes marciales para acceder a una mayor eficiencia en el combate radica en el orden de prioridades con que se manejan, porque el aprendizaje y la práctica giran en torno a la realización de las técnicas y a su aplicación bajo condiciones preestablecidas de antemano.

Esto no tiene nada que ver con el verdadero sentido del arte marcial. Ahora bien, si ese es el verdadero propósito de ese tipo de enseñanza y no contempla la aplicación técnica en el combate, es problema personal, pero no cabe duda de que lo que está haciendo es gimnasia marcial y no arte marcial. Nada como mantener las cosas claras.

ATAQUE - DEFENSA: EL MANEJO DE LA DISTANCIA

Manejar correctamente la distancia en el combate, involucra dos aspectos que, en definitiva hacen al combate mismo: Ataque y Defensa, pero es importante destacar que no se debe entender a la defensa como un estado permanente de pasividad, porque resultaría extremadamente difícil, casi imposible, evitar ser alcanzado si se trata de un ataque bien estructurado y bien realizado, de no mediar alguna acción ofensiva por parte del sujeto agredido.

Un accionar combativo eficiente involucra acción y reacción instantánea, como la única forma de neutralizar un buen ataque, y también si se trata de neutralizar una reacción.

Si en lugar de optar por el movimiento completo para neutralizar un ataque, se opta por utilizar una acción de bloqueo contra un golpe determinado, y si el ataque es eficientemente estructurado y realizado, a partir de ese mismo instante se queda expuesto a ser golpeado de modo irremediable.

Claro que para poder entender esto es preciso tener el conocimiento preciso y cabal de lo que significa un ataque eficiente. Bajo ningún concepto lo podrá concebir quien no sabe atacar, y con esto hago referencia a lo que se observa en los entrenamientos y combates deportivos que se llevan a cabo, llámese arte marcial o combate deportivo de cualquier índole.

La única manera de evitar o neutralizar un ataque es a través del movimiento, de tal manera que por medio del correcto manejo de la distancia, el golpe, agarre, o cualquier forma ofensiva, no encuentre el objetivo pretendido.

Pero debe ese movimiento contemplar la posibilidad inmediata de accionar ofensivamente, con las características que debe tener un ataque eficaz. Y la única manera de llevar a cabo un ataque que cumpla con su objetivo, es a través del movimiento, con características tales que permitan la desestabilización del adversario y coordinadas de una manera racional y lógica con el conjunto de técnicas, ordenadas, distribuidas y aplicadas de manera tal que sirvan al propósito de vulnerar y penetrar las defensas del objetivo, hasta lograr la total aniquilación de su potencial agresivo.

El más eficiente medio de defensa, está dado por la capacidad de neutralizar la acción ofensiva más eficiente que pueda existir.

Si no se es capaz de desarrollar acciones ofensivas eficientes, no podrá existir tampoco ninguna acción defensiva que resulte plenamente operativa y segura. La práctica realizada en base a ataques deficientes sólo conduce a un escaso nivel de eficiencia, cuya utilidad práctica es débil y condicionada a que el agresor sepa menos o nada sobre pelear en serio.

La clave se encuentra en el Movimiento.

Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Estilo Takagi Yoshin Ryu
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Estilo creado en el Siglo XVII, por Takagi Oriemon Shigenobu.
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Utiliza Jutaijutsu con mucha velocidad controlando el equilibrio del oponente.
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Desarrollado para sitios cerrados, por lo que utiliza técnicas a corta distancia.

Leer más...  
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Estilo Shinden Fudo Ryu
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Estilo creado en el siglo XII por Izumo Kanja Yoshiteru.
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Dividido en Dakentaijutsu (Formas de Golpeo) y Jutaijutsu (Agarres, Palancas y Proyecciones).
Clases de Ninjutsu en Santiago Centro
Utiliza Daisho, Katana, Yari, Naginata, Hojojutsu.

Leer más...